Sobre mí

Nací en Vigo, el mes de Junio de 1985. Llegué al Colegio Maristas como Jaime Abalde Gil y por 1997 me ganaba entre los colegas el pseudónimo de ConeCompany. Estudiaba pintura y teatro; en casa pintaba el cuadro El Camino. 

Y voilà. Algunos años, viajes y experiencias después por fin presento esta página: El Camino Proveerá (Creatividad) – ConeCompany.

Tras estudiar en la escuela de arte dramático de Vigo, en 2003 me traslado a Villaviciosa de Odón, Madrid, para comenzar mi formación académica convencido en seguir por la la rama de ciencias de la comunicación. Así aprender a expresarme y a entender mejor el mundo en que vivimos. Me licencio en Comunicación Audiovisual en la Universidad Europea de Madrid.

Tratando de averiguar como puedo convertir mi idea en una marca, acabo en la Universidad de Irvine California, donde obtengo un certificado en Marketing. Aprovecho este año allí para sumergirme en la cultura de Newport Beach: Longboard, Skate, Surf…

Finalmente me desplazo hasta Sao Paulo, Brasil donde además de conocer mucho mejor su cultura periférica: el hip hop, los grafiteros y pichadores, de favelas como Heliopolis o Campo Redondo, estudio en la Universidad Anhembi Morumbi para realizar allí: primero un Curso Superior de Producão de Telejornal y después completar el grado en Comunicação Social, convalidando estos títulos de vuelta en España con la Licenciatura de Periodismo.

Todo esto sin olvidar que provengo de las Rías Baixas, del seno  de una familia dedicada al reciclaje de metales y automóviles. Objetos y materiales, como anclas y arados, descartados y oxidados, esperando su reciclaje, su nueva vida, pasarán también por aquí para formar parte de la colección Rojo Viejo.

Me instalo definitivamente en el Bosque, Villaviciosa de Odón, donde aprendo que las cosas cuesta mucho tiempo y esfuerzo conseguirlas. Llevo ya más de 15 años trabajando en crear mi propio espacio para la creación, y que además ese sea mi hogar. Con este proyecto he aprendido mucho sobre diseño de interiores, paisajismo, arquitectura. En definitiva he descubierto que generar nuevos espacios, imágenes o contenidos, así como, empoderar a otros a llevar una vida más creativa compartiendo con ellos estas técnicas me hace feliz.